BLOGS
140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Jueves, ‘unfollow masivo’ y cerveza

Me estoy haciendo mayor. Sí, yo también comparto fotos o momentos cerveceros de vez en cuando en redes sociales, pero cada vez más desde mi casa. Aquí un ejemplo bien reciente:

Foto de @MirenM

Digo esto porque hoy se ha publicado un estudio de Madison Market Research y Cerveceros de España que dice que más del 50% de los encuestados -la muestra es de 2.005 personas, casi como el CIS- comparte fotos en Twitter, Facebook e Instagram de sus quedadas en torno al lúpulo y que 9 de cada 10 navegan usando sus móviles durante esas reuniones.

¿Y qué miran en Internet? Pues sobre todo, parece, leen el correo electrónico y los medios de comunicación. Vaya.

Aunque eso no es todo: el 87% usa la mensajería instantánea –whatsappea, linea y demás- mientras se socializa con la rubia -o tostada o negra o de trigo, que no se hace distinción- y el 60% hace check-in en el bar; porque las cafeterías (75,1%) y los bares (73,1%) son los sitios en los que más se navega fuera de casa. Y eso que en Madrid muchos autobuses tienen wifi.

Vale, el estudio se ha realizado entre jóvenes de 18 a 30 años, así que no me pilla dentro. Pero es que yo, últimamente, le doy otro uso al tema. Más bien terapéutico y un tanto específico, por no decir friki.

Mis reuniones cerveceras, que normalmente y salvo fiestas de guardar o cambios de guión se producen en jueves, acaban convirtiéndose a veces en un desquite tuitero. Exacto. Ese repaso a tu lista de seguidos en Twitter, esa que acumula perfiles sin parar y que nunca te atreves a limpiar, es increíblemente efectivo si se hace el grupo. Unfollow masivo, que se llama.

Por supuesto, esto solo puede hacerse con precaución –es muy fácil vernirse arriba, aviso– y en un grupo ad hoc, predispuesto y que comparta objetivos. Entiéndanse objetivos como individuos o entidades susceptibles de eliminar para siempre.

Muchas veces seguimos perfiles en Twitter porque creemos que van a aportarnos algo, porque nos los han recomendado o porque, sencillamente, están de moda. Pero después, cuando la decepción llega o no nos aportan lo suficiente, se nos pasa sacarlos de nuestros seguidos. Esto provoca que nuestro timeline crezca sin medida y que, al fin y al cabo, no podamos abarcar la información que nos proporciona.

Una solución a esto son las listas. No tienes que seguir a alguien obligatoriamente para meterlo en una lista. De ese modo, lo tienes apartado en un lugar concreto y puedes acudir a él cuando te apetezca. Pero claro, eso comparado con el momento ‘hoy desapareces de la faz de mi Twitter’… pues que no tiene precio, qué le vamos a hacer.

3 comentarios

  1. Dice ser Encripta

    Siempre me ha parecido una soberana gilipollez decir en facebook: que bien me lo estoy pasando de cervecitas !! … como si a alguien le importase y lo que es peor, si tan bien te lo pasas, tienes que mirar facebook para decirlo? yo ni si quiera me acordaria.

    03 diciembre 2012 | 20:54

  2. Dice ser Duke Nukem

    Hace faltar decir que internet movil a solucionado muchos debates que se formaban entorno a las cervezas sobre cosas de las cuales nadie estaba cien por cien seguro. Tipicas conversas de borrachos vaya jajajaj

    03 diciembre 2012 | 22:17

  3. Dice ser wasabi

    Totalmente de acuerdo con Duke Nukem, el “cuánto te apuestas” se soluciona rápido gracias a internet en el móvil jaja.

    04 diciembre 2012 | 11:18

Los comentarios están cerrados.