BLOGS
140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Preparados, listos… ¡timeline en Facebook!

No hago más que confirmar que la imagen se está convirtiendo en el tuétano de las redes sociales. Ojo, que dentro de unos días todos podremos comprobarlo en Facebook cuando nuestros muros muten de repente y aparezcan los timelines. Que no cunda del pánico.

El aviso tiene unos meses, pero como no le hemos hecho demasiado caso -y me incluyo-, ahora nos pillará el toro. ¿Qué significa esto? Pues que en las próximas semanas nos aparecerá un aviso en el perfil para que cambiemos su apariencia. Y es obligatorio.

Tendremos siete días, advierte Time, para ordenar nuestros cajones y apañar sin que nadie lo vea –como si fuera un borrador– nuestra puerta de entrada. Si somos impresionables nos costará un poco asumir, por ejemplo, que ahora nuestras fotos aumentarán de tamaño.

Sobre todo la que hará de “portada”, colocada en la parte de arriba de nuestra “biografía” como un friso, como una cabecera de blog. Mashable nos da ideas por si hemos renunciado a usar una de nuestras fotos personales.

También frunciremos el ceño al ver que los hitos de nuestra trayectoria vital –cambios de estado sentimental incluidos– podrán apreciarse mucho mejor, ya que el amigo o extraño que entre en nuestro perfil lo recorrerá como una línea de tiempo.

Multiplicad eso por millones de visitantes.

Se podrá ir directamente a una fecha concreta a través de un pequeño índice y, por supuesto, antes de que se vean nuestras publicaciones –en formato de dos columnas– podremos filtrar, eliminar y cambiar la apariencia de lo que queramos.

Hay quien ya ha pensado en cómo llenar esos huecos espacio temporales que van a surgir:

1000memories, por ejemplo, ya tiene disponible una aplicación en la appstore -la “caja de zapatos”– para que escaneemos las fotografías de nuestra infancia y las publiquemos en el timeline, si es que hace tanto tiempo que tenemos cuenta en Facebook.

La aplicación de moda, Pinterest, también se va a integrar para compartir dentro de la línea de tiempo ese tablón de anuncios con lo que más nos gusta. Para empezar a sacarle partido, unos consejos de @laquesefue.

Y así, hasta el infinito. Las marcas, por otro lado, también intentan sacarle partido al cambio.

Yo he sido valiente y he pulsado el botón para experimentar en falso con mi timeline durante una semana. Y no sé ni por dónde empezar.

6 comentarios

  1. Dice ser Carla

    No me enterado de nada… pero en tres dias lo veremos como lo mas normal del mundo.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    26 enero 2012 | 23:48

  2. Dice ser Rocio

    No compliquemos con el articulo este.
    Ya tengo el Timeline desde que salió, antes de Navidad y no pasa nada.
    No es nada complicado, para mi gusto es mejor, estoy deseando que toda la gente lo tenga.

    27 enero 2012 | 02:08

  3. Dice ser Oscar

    A mí me ha dado tal pereza que creo que por ahora paso, tampoco necesito recordar según que cosas de hace años, y mucho menos, que todos se enteren!

    http://bajootropuntodevista.wordpress.com

    27 enero 2012 | 10:28

  4. Dice ser Josep M.

    Estas páginas sociales hacen lo que ell@s quieren, tendremos que pasar el tubo, bueno, en este caso, por el “timeline”.

    27 enero 2012 | 11:18

  5. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Nos quieren controlar aún más , minuto a minuto , eso es todo.

    Clica sobre mi nombre

    27 enero 2012 | 11:31

  6. Dice ser Wanderer

    Realmente, ¿qué esperabamos? Las redes sociales, que en un principio parecían una buena idea para “mantener relaciones” de una forma más rápida y sencilla, ahora se han convertido en una forma de control. Lo peor de todo es que nos dejamos controlar, quizá para sentir que somos importantes para alguien (¿?). Ahora hay mucha gente que va de fiesta casi sólo para que el resto del mundo vea sus fotos y comentarios que demuestran lo bien que se lo ha pasado… ¿qué sentido tiene es?!. No lo sé, yo he renunciado a toda red social (blogger no cuenta verdad?)

    28 enero 2012 | 23:52

Los comentarios están cerrados.