BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Entradas etiquetadas como ‘derechos’

Si ya se pueden casar y tener hijos, ¿qué más quieren?

Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

‘The times are a Changing’… (Los tiempos están cambiando…) / Foto: Tom Driggers

Es como un ruido sordo que a veces te impide avanzar, un viento que no sopla y te obliga a cerrar los ojos, un impulso que te condiciona a ser perfecto en tu papel de padre y que transmites sin saberlo a tu propio hijo. La homofobia* existe cuando una voz, siempre anónima, te sacude el corazón y la conciencia: “Si ya se pueden casar y tener niños ¿qué más quieren?”.

Y lo único que queremos las familias homoparentales es ser tan sencillas, visibles y, ¿porque no?, tan aburridas como lo puedan ser las demás. Los gais, las lesbianas y las personas transexuales tenemos hijos después de un largo proceso de reflexión al que nos obligan los necesarios trámites de la adopción, el acogimiento, la inseminación artificial o la gestación por subrogación. Son meses y años en los que miras a los ojos de tu marido (o tu mujer) y vas asumiendo la revolución del amor en la que se convertirá tu casa, en los que comprendes que tendrás que dar explicaciones que a las demás familias nunca les solicitan. Lee el resto de la entrada »

Carta a las Reinas Magas

Por Charo Alises (@viborillapicara)

Foto: @vissibles vía instagram

Que sí,.. que ya,.. que todo el mundo sabe que no eran tres reinas sino tres reyes, que es la tradición y que bla bla bla, pero bueno, como es mi carta y a mí las Reinas Magas me molan bastante, a ellas les escribo la siguiente misiva navideña:

Queridas Reinas Magas:

Según yo entiendo, este año no me he portado mal del todo y además, como no es solo para mí lo que pido, espero que hagáis la vista gorda de mis errores mundanos y tengáis a bien concederme lo que quiero este año:

1.-Que el  Estado y las Comunidades Autónomas velen de forma real y efectiva por la no discriminación de las personas LGTBI.

2.- Que se reconozca el derecho a la libre autodeterminación de la identidad de género de las personas sin que se  considere la transexualidad como una patología. Lee el resto de la entrada »

El #Orgullo ya está aquí… y yo sin ropa adecuada (#3)

Por CompiBloggui (@CompiBloggui)

orgullo

Un año mas el Orgullo llega a a Madrid y me pilla desprevenido. Es cierto que los disturbios de Stonewall fueron en estas fechas y sin programar pero a mí me hubiera venido mejor el Orgullo después del verano que ya tengo otro tono de piel y la ropa adecuada. Son días de salir mucho y poner a prueba el fondo de armario de pantaloncitos y camisetas (en Madrid no hay quien camine estos días con otro modelaje que el playero).

Este año no tendremos pregón. Ya sé yo que los empresarios no son ONG y que solo invierten donde obtiene beneficios, pero no sé qué iban a sacar cuando, para iniciar las fiestas del orgullo LGTB, elegieron a los presentadores de un concurso de cocina; los seguidores de dicho concurso no son precisamente los que llenan los locales de Chueca y dan dinerito a sus empresas. Han sido tantas las protestas que la respuesta de AEGAL, muy madura y adulta, ha sido suspender el pregón en lugar de cambiar su elecciónLee el resto de la entrada »

¿Qué tienen en común ‘La Chica Danesa’ y ‘Transparent’?

Por Violeta Assiego (@vissibles)

Imagen de la serie Transparent

Imagen de la serie Transparent

La Chica Danesa y Transparent no tienen nada en común, excepto alguna cosa, (parafraseando al actual Presidente en funciones).

Es cierto que ambas historias se construyen a partir del proceso de transición de una mujer transexual, que están protagonizadas por actores varones –Eddie Redmayne (Lili Elbe en La Chica Danesa) y Jeffrey Tambor (Maura en Transparent)-, y que las dos interpretaciones están recibiendo estos días importantes nominaciones y premios. Lee el resto de la entrada »

Un día sales a tomarte un chato de vino y te llevan al cuartelillo

Lucas Platero (@platerin), Eva Garrido () y José Luis Ponce (@edbellaterra), están detrás de ‘Por un chato de vino’, un libro que se presentará mañana jueves 17 de diciembre a las 19,30h en la librería madrileña Traficantes de Sueños y que cuenta historias que para no olvidar antes hay que conocer.

Ilustración del libro 'Por un chato de vino' / Editorial Bellaterra

Ilustración del libro ‘Por un chato de vino’ / Autora: Eva Garrido

¿Y si un día que sales a tomarte un chato de vino te lleva la Guardia Civil al cuartelillo? M.E. se buscaba la vida por las calles de Barcelona a finales de los años sesenta, a veces dona sangre, otras consigue algún dinero de la caridad o de sus amigas. Hasta que un mal día se topó con unos guardias civiles, que descubrieron sus curvas bajo la ropa de hombre. El cuartelillo, la cárcel o el hospital son los espacios de disciplinamiento a los que ha de someterse. Sólo sabemos lo que los médicos, guardias y jueces dictaminan a través de interrogatorios, plasmados en un puñado de hojas olvidadas en un archivo. Lo más espeluznante es lo que no se dice, pero que se imagina fácilmente. La masculinidad de M.E. les resultaba imposible, señalando su deseo por las mujeres como patológico y criminal, al tiempo que irrefrenable y por tanto, merecedor de castigo y reclusión. M.E. transgredía, casi involuntariamente, las normas morales de un franquismo que si bien se va apagando, sigue reprimiendo duramente a quienes se atreven a romper públicamente con sus dictados. Una represión que se encendía ante el «escándalo público» y que se cebaba especialmente con aquellas personas cuya sexualidad y expresión de género desborda los límites de la «decencia», los roles de género binarios y la heterosexualidad obligatoria. Esta historia resuena aún hoy, en un tiempo que se dice lleno de derechos sexuales, pero en el que se sigue señalando estas rupturas con las expresiones de género más normativas como evidencias de patologías, cuyo diagnóstico se impone para acceder a un puñado de derechos incompletos. Lee el resto de la entrada »

No queremos acostumbrarnos. Las propuestas de Podemos para la igualdad real

En la recta final, hemos invitado a diferentes partidos a exponer sus propuestas en nuestro blog. Damos inicio con Esperanza Montero (@espemont) activista LGTBI, expresidenta de COGAM y miembro de Podemos. Confiamos en tener las aportaciones del resto de partidos.

Miguel Vila, Luis Alegre y Esperanza Montero en una reunión con colectivos LGBTI / Cuenta de twitter de @espemont

Miguel Vila, Luis Alegre y Esperanza Montero en una reunión con colectivos LGBTI / Cuenta de twitter de @espemont

La LGTBIfobia es la discriminación hacia gays, lesbianas, transexuales, bisexuales e intersexuales. Se manifiesta de manera constante e impregna todos los aspectos de nuestra vida, tanto, que nos hemos acostumbrado a ella.

Las personas LGTBi nos acostumbramos a mentir en nuestros trabajos, por miedo a no conseguirlos o a perderlos. Nos acostumbramos a que los profesionales de la salud desconozcan nuestras realidades específicas. Nos acostumbramos a las bromas en las aulas, en las oficinas, en las calles. Nos acostumbramos a que los espacios son de otros.

Entre el 60 y 90% de los delitos que se cometen con origen de discriminación por orientación sexual o identidad de género no se denuncian. Y los que se denuncian constituyen casi el 40% de los delitos de odio denunciados en nuestro país en 2014. Lee el resto de la entrada »

Algunos argumentos en contra de los vientres de alquiler

Por Beatriz Gimeno (@BeatrizGimeno1)

Foto: David Martín Suki_

Foto: David Martín Suki_

Y digo bien, “vientres de alquiler”, porque gestación subrogada es otra cosa y hay que dejar bien claro cuando hablamos de ésta y cuando hablamos de lo otro. Una de las cuestiones en las que los defensores de los vientres utilizan de manera más evidente la manipulación es esta: mezclar ambos conceptos. Es una confusión interesada, claro.

En primer lugar, ni los vientres ni la gestación son una “técnica reproductiva”. Llamar técnica reproductiva a un embarazo de nueve meses con su parto correspondiente, con sus correspondientes implicaciones corporales y psicológicas, las que ocurren durante el embarazo y el parto, y las que van más allá de estos, (los cambios que son para siempre, las posibles depresiones, los estados emocionales cambiantes, las posibles complicaciones etc.) es banalizar el trabajo reproductivo de las mujeres hasta límites insoportables. Un embarazo y un parto, así como el nacimiento de los bebés, no son técnicas, a no ser que nosotras seamos vasijas; son siempre relaciones sociales, de un tipo o de otro, pero son relaciones sociales. La técnica puede ser la manera en que se produce dicho embarazo pero nunca éste, ni el parto, ni el nacimiento de un bebé ni la manera en que este pasa a formar parte de la sociedad en la que nace. Lee el resto de la entrada »

En Japón es mejor ser amigo de los gays que reconocer sus derechos

Una serie televisiva que ha destapado el enfado que las organizaciones LGBTI en Japón tienen con el Gobierno nipón. Violeta Assiego (@vissibles) lo cuenta y analiza el trasfondo de esa queja. 

Kansai Rainbow Parade 2010/Foto: K.rol2007

Kansai Rainbow Parade 2010/Foto: K.rol2007

Parece que al activismo LGBTI japonés no le gusta nada de nada la serie televisiva que se estrenará el próximo 7 de noviembre y cuenta la historia de dos jovencísimas chicas que enamoran bajo el mismo techo de su nueva familia. Maki Muraki, portavoz de la ONG Nijiiro Diversity, advierte que la imagen sobre la homosexualidad que traslada la serie está fuera de lugar y no se corresponde a los tiempos de aceptación en Japón. El cartel promocional de ‘Transit Girl’ muestra a las dos chicas, abrazadas en la cama, sonrientes y felices, con un cartel que pone: ‘prohibido’. Eso sí todo muy pulcro, muy blanco y muy naif.

En el país del sol naciente, no hay leyes contra la homosexualidad y es algo aparentemente aceptado. A lo largo de su historia se han salvado de los envites de la religión que la califican como pecado o un tema contrario a la moral y culturalmente no ha sido censurada por medio de leyes. Sin embargo, la orientación sexual o la identidad es algo que los ciudadanos nipones esconden para evitar ser señalados y sortear la discriminación social.

Según Dentsu, la comunidad LGBT en Japón representa el 7,6% de la población (lo que lo convierte en el país de Asia con más personas LGBT ) y realizan gastos por valor de 5,94 billones de yenes al año. Pero para el 62% de japoneses afirma sin pudor “no sentirse cómodos” con la homosexualdad y más de la mitad rechaza legalizar las uniones entre personas del mismo sexo. Lee el resto de la entrada »

Transexuales: por fin visibles

Nos sumamos con estas entradas a las acciones globales por la despatologización trans                                                                       

                                                    Por Flor de Torres , Fiscal Delegada Autonómica de Andalucía de violencia a la mujer y contra la discriminación por identidad de género.

Quien practique la transfobia no solo comete un hecho delictivo, también esta rechazando con su acto a sus iguales. Proyectará  un odio que se instala en el estigma al que sometemos a un colectivo invisible también en derechos:  el de los y las transexuales.

Y es que  esa persona transfóbica se situará  directamente  fuera del marco Constitucional. Con su conducta ejercerá ataques directos  a la tolerancia y respeto de los derechos humanos con  acciones de acoso,  agresiones, injurias,  violaciones, actos de violencia psicológica,  negación  de sus derechos y hasta del derecho al asilo en nuestro país cuando  en su país de origen se persiga a la persona y se le denigre sus derechos humanos.

Porque la identidad de género que hay que respetar forma parte del catálogo de derechos fundamentales reconocidos en la Carta Magna de la Constitución Española. Al derecho prioritario de la igualdad del Art. 14 de la Constitución  se suman otros derechos desde donde tienen su origen y al que necesariamente han de volver: El derecho al honor, a la  intimidad personal, a la propia imagen, al no sometimiento de actos inhumanos, denigrantes o vejatorios. Todos transitan por el camino de la igualdad y sin que pueda prevalecer ningún acto de discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Y es que atrás quedan  leyes  vergonzosas, que denigraban los derechos humanos como la Ley de vagos y maleantes de 1954 o la Ley de peligrosidad y rehabilitación social de 1970 que castigaba a las personas que no cumplían los estereotipos del binarismo sexual y de género.

Siguiendo esta  concepción del ser humano plural y con  derecho a su identidad, desde el día 9 de Julio de 2014 la Comunidad Autónoma de Andalucía posee uno de los instrumentos legales  más innovadores en el respeto al derecho del colectivo de Transexuales: La Ley 2/2014, de 8 de julio, Integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía.

Andalucía reconoce en su Estatuto de Autonomía en el Artículo 14 el derecho a la igualdad y no discriminación especialmente aquella que tiene su origen en razón del sexo, características genéticas o cualquier otra circunstancia personal o social.

Una ley que solo podía ser integral por los derechos que pueden verse conculcados y que exigía mirada integral a un problema integral. Abarca el derecho de la autodeterminación del género de personas con identidad  genética distinta a la asignada al nacer. Y por ello desde el respeto a este derecho se establece un catálogo de derechos administrativos, de identificación, sanitarios, de no discriminación  laboral, de educación, de derechos sociales,  y de apoyo y protección a las víctimas  de delitos de odio y de transfobia pero de forma especial a las víctimas de violencia de género con acceso directo  a todos los mecanismos de protección a las victimas de violencia de genero   en el marco Autonómico.

Para la Fiscalía de violencia a la mujer el hecho de ser una mujer transexual no es barrera ni frontera para acceder en situación de idéntica igualdad como victima de violencia de género  en el caso que sobre ella se haya ejercido la violencia de género siempre que conste médicamente tal condición y los mismos requisitos legales que la Legislación del Registro Civil.

De esta forma  Andalucía se ha convertido en la Comunidad que cumple las recomendaciones de la Unión Europea en su informe de 12/12/12 de no discriminar a los y las transexuales. Navarra y País Vasco ya cuentan sus propias normas autonómicas. Pero en la Comunidad Andaluza se ha apostado  por una Ley  Integral  de Transexualidad. Un impulso necesario en discriminación positiva a un colectivo hasta hoy invisible en instituciones y en derechos.

Y como dice la Ley Andaluza: “El concepto de identidad de género se refiere a la vivencia interna e individual del género tal y como cada persona la siente profundamente”

Y es que así es el colectivo Transexual: plural, con matices, con colores, con identidades diversas, sin binarismos.

Pero pleno en derechos.

Por fin visible, también en derechos.

Fotografía de Martin Fisch