BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Archivo de la categoría ‘Latinoamérica’

#Orgullo en El Salvador: avanzar sin dejar atrás al Gobierno

Por Lucía Rodríguez Sampayo (@rs_lucia)

Orgullo LGBTIQ. El Salvador, 2016. Foto: Ebony Pleasants

Orgullo LGBTIQ. El Salvador, 2016. Foto: Ebony Pleasants

En tiempos de Orgullo, afortunadamente, cada vez nos reunimos más para que se nos vea y se nos escuche. En tiempos de Orgullo (que no pride, disculpen la manía) también en El Salvador se nos abren los espacios para hablar, para gritar que el Amor es libertad y alegría, y que nadie nos lo va a quitar.

En tiempos de Orgullo, el gobierno salvadoreño da pasos importantes y las Ministras izan banderas y gritan con nosotras. Incluso el cuerpo diplomático hizo un espacio para que mujeres y hombres LGBT contasen ante un público inusual cómo viven, qué necesitan. Y en ese espacio extraño hablamos de trabajo y de salud, hablamos de amor, ¡por supuesto!, pero sobre todo hablamos de dignidad. Lee el resto de la entrada »

Como sociedad ¿estamos preparados para lo que implica la diversidad?

Por Lucía Rodríguez Sampayo (@rs_lucia)

"Pedimos a la ciudadanía que apoye nuestra reivindicaciones" / Foto: Enrique Anarte

“Pedimos a la ciudadanía que apoye nuestra reivindicaciones” / Foto: Enrique Anarte

Empezamos el año en 1decada10 con una noticia de esas que te rompe por dentro: los que odian agredieron a una mujer por su identidad. Era la tercera noticia de este tipo en dos semanas, y a fecha de hoy ya van siete.

Madrid se despertó triste aquella mañana al constatar que el odio sigue campando a sus anchas. Afortunadamente, Madrid también está lleno de gente que rechaza esa violencia y sale a la calle a decir: Amiga, estamos contigo; pelearemos para que no vuelva a ocurrir. Ninguna agresión sin respuesta, ninguna respuesta que no sea un NO contundente y colectivo.

En El Salvador terminamos 2015 con 48 asesinatos a personas LGBTI, y en solo 15 días de 2016 ya contábamos 5 personas muertas por la violencia que nace del odio. Ya nos cansamos de contar. Son demasiadas personas vapuleadas, insultadas, violentadas; demasiadas vidas robadas. Lee el resto de la entrada »

Ecuador vanguardista al reconocer la identidad de género en el DNI

Tras publicar hace unos días una entrada de Silvia Buendía sobre la aprobación de la Ley que modifica el Registro Civil en Ecuador, Diane Rodríguez (Presidenta Nacional de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBT Directora de la Asociación Silueta X) ha entrado en contacto con nosotrxs para matizar la parte que afecta a los derechos de las personas Trans. 

Miembros de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBT

Miembros de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBT

El pasado 10 de diciembre de 2015, la Asamblea Nacional aprobó con 77 votos afirmativos de 100 asambleístas presentes, la Ley Orgánica del Servicio Nacional de Gestión de Identidad y Datos Civiles que entre otros avances permitirá a las personas mayores de edad -18 años- cambiar el campo de sexo por el de género en sus documentos de Identidad.

Este derecho que hoy asiste de forma real a todas las personas sin importar si son heterosexuales o parte de los colectivos de gais o de lesbianas, beneficia en especial a las poblaciones trans e intersex. Lee el resto de la entrada »

Ecuador aprueba una Ley que discrimina a mujeres solas, a lesbianas y a trans

Silvia Buendía es abogada defensora de los derechos humanos LGBTI en Ecuador. Con ella nos hemos puesto en contacto para saber su opinión sobre la reforma de la Ley de Registro CivilAmablemente nos ha cedido un texto que publicó en GkillCity.
Mal día el que eligieron para aprobar una ley que discriminará por la orientación sexual e identidad de género de la persona. Ayer era el Día de los Derechos Humanos
Foto tomada de la cuenta de Twitter de @PactoTrans

Foto tomada de la cuenta de Twitter de @PactoTrans

La Ley Orgánica del Servicio Nacional de Gestión de la Identidad y Datos Civiles —la que regulará al Registro Civil y otras instituciones— viola los derechos de las familias homoparentales en el Ecuador. Aunque muchos lo desconozcan, no les guste o les incomode, las familias homoparentales —aquellas conformadas por parejas homosexuales de dos padres o dos madres— existen en el país.

Según el artículo 67 de la Constitución, el Estado las reconoce y les garantiza condiciones para que cumplan sus propósitos como núcleo fundamental de la sociedad. Están, además, protegidas por el artículo 68 que estipula que las familias que se constituyen mediante unión de hecho tienen los mismos derechos que aquellas que se constituyen mediante matrimonio.

Entonces, ¿por qué esta nueva Ley —en el artículo 57 numerales 6 y 7— deja expresamente fuera el reconocimiento de hijos o hijas a las parejas unidas de hecho del mismo sexo? El nuevo proyecto —hay evidencias y muchas— es inconstitucional, pero sobre todo, absurdo. Lee el resto de la entrada »

La Cuba diversa: “No te juntes con esa gente…”

Por Nayra Marrero (@nayramar)

Foto de phvolmer

Foto de phvolmer

No recuerdo su nombre, pero sí su historia. Me contaba, lata de cerveza Cristal en mano, que su novia tenía un buen culo, que le gustaban las mujeres grandes, con muchas curvas, con mucho de lo que agarrar. Ella, sin embargo, era tirando a esmirriada.

Se presentó como lesbiana, también lo era la amiga que caminaba a su lado, la que reía de forma estridente y sentía también devoción por los hermosos traseros. Decía que era de otro lugar, pero se quedaba en Santa Clara, ciudad de 200.000 habitantes del interior de Cuba, cuando quería marcha. De allí era su novia, pero aquel día habían discutido y no pudo presentármela.

También me habló de su hijo, de 17 años, medio cubano medio italiano. Y de su marido. Llevaba casada desde el embarazo con el padre de su hijo, un tipo que sabía lo de ella -según sus palabras- y la quería así; un tipo que vivía la mitad del tiempo en Italia, la mitad del tiempo en Cuba; un buen tipo, decía. Lee el resto de la entrada »

The Economist dice que el movimiento LGBT está arrasando en América Latina

Imagen capturadsa del vídeo The Economist/Foto: Getty Images

Imagen capturada del vídeo The Economist/Foto: Getty Images

Nos incluimos entre aquellos que desconocíamos que la prestigiosa revista The Economist aborda, con bastante regularidad, contenidos que tocan de lleno las realidades (y derechos) de las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans. Hace no más de una semana, esta vez a través de un vídeo que se puede ver en su web, analizaron -en menos de cuatro minutos y con datos en la mano- la situación actual del movimiento de derechos LGBT en América Latina.

Para facilitar el visionado del vídeo al final de la entrada (en inglés y sin subtítulos), os reproducimos íntegramente sus mensajes que, al margen de la literalidad, conllevan un análisis que daría para una buena conversación de sobremesa:

  • En 1999, la homosexualidad todavía era un delito castigado con penas de cárcel en el 43% de sus países.
  • En 2005, España aprobó el matrimonio igualitario inspirando a muchos países latinoamericanos a seguir su ejemplo.
  • En 2008, todos los países de habla hispana de América Latina (incluido Brasil) habían dejado de criminalizar la homosexualidad.
  • En 2010, Argentina aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo, y en 2013, lo hacen Brasil y Uruguay.

Las Américas compiten, en este momento, con Europa por ser la región más gayfriendly del mundo, pero la foto sigue siendo muy irregular y la violencia hacia las personas LGBT todavía abunda en muchas zonas de América Latina: Lee el resto de la entrada »

El odio que castiga a quienes buscan la verdad

Lucía Rodríguez Sampayo (@rs_lucia) nos trae mucho más que el Orgullo desde El Salvador…

Audiencia por las denuncias por la violencia contra personas trans en El salvador (2013)

Audiencia por las denuncias por la violencia contra personas trans en El Salvador (2013)

Salir a la calle a celebrar que por un día podemos ser quienes realmente somos, y demostrar la alegría y satisfacción con que lo vivimos. Celebrar que no tenemos miedo, a pesar de lo peligroso que resulta a veces ser visible. Exigir la igualdad, la justicia, la dignidad. Eso es el Orgullo.

Desde 1997 la comunidad LGBTI salvadoreña sale a la calle en el Día del Orgullo LGBTI para reivindicar, para exigir, para reclamar lo que es suyo: sus derechos. Y que lo hagamos con alegría, con música y color no resta ni un ápice de combatividad. Los medios masivos, como pasa en tantos países, seguirán visibilizando cabalgatas, desfiles, circos… aun sabiendo que el propósito de esa marcha es y será siempre otro.

En 2015, en El Salvador, marchamos por la JUSTICIA a la que la comunidad LGBTI no tiene acceso.

Y como si la realidad quisiera dar la razón a quienes exigen respeto, en la misma tarde de la marcha las noticias reafirmaban la necesidad de esa exigencia: agentes de la policía agredieron a Alexander al volver a su casa, haciendo uso de violencia desmesurada, de abuso de poder y de todo el oscurantismo posible en la gestión de la información sobre el caso . Dos días después, me levanto con la noticia del asesinato de otro joven homosexual. Y ya hemos contado más de diez asesinatos de mujeres trans en lo que va de año. Y constatamos que la violencia es la única que hace posible la presencia de la diversidad sexual en los medios, más allá de las crónicas sobre la manifestación, y que además esa presencia suele estar marcada por prejuicios, manipulación y odio. Lee el resto de la entrada »

6 años de empiernamientos, bloguerismos y una escapada de dos tortas o bollos, una trans y la otra cis

Las autoras del blog y la red social “Akntiendz Chik, mujeres que aman a las mujeres (mujeres transexuales y cisexuales) nos escriben desde Buenos Aires, un poquito sobre ellas y un poquito sobre su historia de amor. Gracias a Aylin e Irass.
Foto de Mónica Buján

Foto de Mónica Buján

Si no te cuadra que una mujer trans puede ser lesbiana, o si aún no sabes qué significa ‘cis’ pues bienvenida, bienvenido o bienvenide. Sigue leyendo, que siempre que lo contamos casi podemos escuchar los engranajes de los cerebros de nuestros interlocutores tratando de procesarlo.

¿Sabías que el 29% de las mujeres trans se declaran lesbianas?, esto según el mayor estudio realizado sobre personas trans donde entrevistaron a más de 6.000 y que en inglés se llama “Injustice at Every Turn” (2011). Así que esto quiere decir que -comparado con la sociedad en general donde las lesbianas son algo así como el 2% de las mujeres- ¡hay muchas ‘tortas o bollos trans’ por allí!. Entonces,¿de dónde viene esa idea de las mujeres trans tan cerca al mundo de los hombres gay y tan lejos de las comunidades de lesbianas? Eso es algo de lo mucho que tratamos de entender y responder en nuestro blog y nuestra red social llamada Akntiendz Chik.

En cuanto al término ‘cis’ podemos decirte que ni es nada nuevo, ni es ofensivo. ‘Cis’ quiere decir sencillamente ‘no trans’. Los romanos ya hablaban de las personas cisalpinas como las que se quedaron “de este lado” de los Alpes (las cis) y las transalpinas que habían atravesado hasta “el otro lado” (las trans). Así pues, de entre tantas historias de ‘lesbianas trans’ que aún no se conocen, y que quisiéramos que cada vez se escucharán más, esta es tan sólo otra historia de amor entre dos tortas o bollos, una trans y la otra cis, y que en agosto de este año cumplirán 6 años de ser pareja. Lee el resto de la entrada »

Cuando ya no se tiene edad para ser amada

Por Lucía Rodríguez Sampayo (@rs_lucia)

 

ESMULES (Espacio de Mujeres Lesbianas por la Diversidad ) es uno de los pocos espacios de activismo por los derechos LGBTI de y para mujeres lesbianas en El Salvador. Es una ONG que trabaja la formación, la sensibilización, la incidencia, y que en mi opinión destaca por su trabajo en pro de la visibilización específica de las mujeres, y sus esfuerzos por la investigación. Los datos objetivos, el análisis técnico y sistemático de la realidad de la población LGTBI es una herramienta potente para la incidencia, necesaria si queremos que las políticas respondan de verdad a las necesidades e intereses de la población.

Hasta la fecha, ESMULES ha realizado 4 estudios, y el pasado 10 de abril presentó el más reciente, que para mí resulta tan interesante como revolucionario -por lo innovador-: Situación de la población Adulta Mayor LGBT en El Salvador .

La raíz de la exclusión y la vulnerabilidad especial de la población adulta mayor LGBTI está, como bien explican en el documental “Tí@s”, en la propia naturaleza de una “civilización pensada para enaltecer la juventud”, una “sociedad falocéntrica y machista” que aparta a quienes ya no sirven para producir. Es ahí donde nace la doble discriminación, doblemente preocupante, a la que como sociedad condenamos a nuestras abuelas y abuelos. Lee el resto de la entrada »

En campaña no te canses, llámalo ‘princeso’

Lucía Rodríguez Sampayo (@rs_lucía) sigue contándonos historias desde El Salvador, ese país chiquito del que poco se habla excepto en nuestro blog…

Fotografía de Lucía RS
Fotografía de Lucía RS

Hemos pasado unas elecciones movidas en El Salvador. Tras una jornada electoral más o menos tranquila, sin altercados graves, varios errores y problemas en el Tribunal Supremo Electoral impidieron la publicación de resultados preliminares y hoy, 18 días después, seguimos sin resultados definitivos completos.

Muchas mujeres trans pudieron votar, más que en elecciones anteriores, gracias al apoyo de diversas organizaciones y de parte de la institucionalidad, principalmente de la Procuraduría para la Defensa de los DDHH. Por otra parte, demasiadas mujeres trans han seguido muriendo a manos del odio que se aviva ante su visibilidad.

Pero hoy quería hablarles del odio latente, ése que parece que hace menos daño porque no mata, pero que sin que apenas nos demos cuenta consolida actitudes y comportamientos que a la larga y en situaciones extremas generan muerte.

El Salvador es un país muy polarizado, por muchas razones. La desigualdad es obscena, la guerra demasiado reciente, la amnistía ofensiva, la memoria se ahoga día a día. Y en esta situación no hay lugar para la moderación de los discursos, para el reconocimiento de adversarios. El debate político se vuelve un campo de batalla en el que todo vale. Y si el candidato del partido denostado tiene todas las de ganar, lejos de buscar fallas en su programa o en su discurso, rebuscamos en nuestros odios para desacreditarlo.

Si el aspirante se llama Nayib Bukele es fácil: llamemosle musulmán. En un país mayoritariamente conservador y cristiano puede ser un “gran insulto”. He visto panfletos en los que no sólo lo tachaban de infiel, también lo acusaban de querer instaurar el Estado Islámico en San Salvador, donde todo indica que fungirá como alcalde por el partido de izquierda los próximos tres años. Podemos decir que es absurdo, pero las mentiras cien veces repetidas se vuelven verdades, y estoy segura de que demasiados votos se vieron influidos por estas acusaciones y difamaciones.

Podemos tratar de consolarnos pensando que la derecha siempre ha jugado sucio (que sí), que el conservadurismo y su falta de argumentos hacen obligatorio el recurso a la descalificación xenófoba y clasista (que también), pero en ningún caso deberíamos consentirlo. Tampoco cuando criticamos a malos gobernantes, aunque sean nada carismáticos, aunque no tengan programa de gobierno, aunque sean hijos de genocidas.

Roberto D’Aubuisson, hijo de quien fuera Mayor de la Guardia Nacional, fundador de ARENA y responsable -según la Comisión de la Verdad– del asesinato de Monseñor Romero y de la organización de los Escuadrones de la muerte; será el nuevo alcalde de Santa Tecla, una de las ciudades más importantes del país, poniendo fin a 15 años de gobierno del FMLN. Y le han llovido muchas críticas desde la izquierda.

No seré yo quien defienda a la derecha y sus políticas de pobreza y explotación, de mentira y olvido, pero tampoco puedo mirar a otro lado y no reconocer que hemos caído en la trampa. Pudiendo haber criticado el necio empeño de D’Aubuisson en negar lo mil veces demostrado, su falta de propuestas, su estrechez intelectual, nos hemos ido por el camino más fácil, el de la homofobia. Las redes sociales se han llenado de bromas sobre su voz aguda, sobre su pluma; lo atacamos valiendonos de prejuicios y estereotipos, y nos escudamos en sus carencias para justificar las nuestras.

Tras 23 años de esfuerzos por consolidar una sociedad más democrática, todavía no hemos logrado hacer espacio a la pluralidad. Y no es sólo responsabilidad de quienes hacen política partidaria; también es nuestra, de la gente corriente que se involucra y aporta más allá de los tiempos electorales, tanto la que usa los eslóganes de “recuperemos El Salvador” como la que cree en el “buen vivir”. Defendemos propuestas antagónicas pero lastimosamente coincidentes en un punto: no estamos preparadas para asumir y respetar la diversidad.

El discurso amable de cultura, etnia y clase lo tenemos más o menos controlado, sin duda mucho mejor que quienes siguen considerando un libro sagrado su guía, pero hay cosas que se nos escapan. El respeto a la diversidad sexual todavía no ha logrado un papel protagonista en el manual de lo políticamente correcto, y caemos en el discurso del odio y la exclusión sin que nos demos ni cuenta.

Si presumimos de defender los derechos de todas y todos no debemos olvidar a nadie. Vivir la diversidad en libertad es un derecho de todas las personas, aunque sus ideas no merezcan nuestro respeto. Sólo nuestra coherencia puede cambiar el mundo.