BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Pies para qué los quiero si tengo alas pa’volar, homenaje a Frida Kahlo

Las coincidencias ponen este relato en nuestras manos. En el mes de julio, Frida Khalo celebra el aniversario de su nacimiento (06/07/1907) y su fallecimiento (13/07/1954). Nieves Gascón (@nigasniluznina) rinde a tan icónica artista, nuestro particular homenaje con estas líneas. 

Portada de 'Pequeña & Grande Frida Khalo' / Alba Editorial

Portada de ‘Pequeña & Grande Frida Khalo’ de Mª Isabel Sánchez Vegara  e ilustrado por Gee Fan Eng/ Alba Editorial (2015)

Sin más preámbulo, recomendamos el álbum Pequeña & Grande Frida Kahlo, ilustrado por la malasia Gee Fan Eng, escrito por María Isabel Sánchez Vegara y editado por Alba Editorial, en 2015.

Una cuidada edición colorida y de tapa dura, que evoca la clásica encuadernación de canto oscuro y fondo tenue en verde, sobre el que destaca la imagen redonda y grande de una Frida florida y sonriente, como La Gioconda, con paleta y pinceles en ambas manos cruzadas sobre su pecho y camisola folk mexicana, en vivos rojos y amarillos. Es evidente, pero a destacar el inequívoco signo de su identidad y el detalle característico de una cara cejijunta de redondos ojos y cabello trenzado, adornada con pendientes grandes y brillantes.

Las ilustraciones casi planas y de escasa perspectiva ofrecen un rico colorido que sin duda despierta el interés y atención de niñas y niños a partir de 3 años, a quienes podemos acompañar para leer este texto que de forma graciosa y sencilla rima, dando musicalidad al relato biográfico. Podemos disfrutar de estos personajes redondeados, figuras chaparras con ojos circulares, medias sonrisas y narices rojas en forma de gota de agua. Figuras que me recuerdan a esas muñecas rusas, Matrioskas, sin cuello y de brillantes colores, infinitas en hileras paralelas y de tamaños descendentes hasta la minimidad.  Frida pequeña de la mano del padre, a los seis años con las compañeras de escuela y afectada por las secuelas de la poliomielitis en una de sus piernas y pie, acompañada de su familia posando para una foto de adolescente y rebelde vestida con un traje sastre, tras un aparatoso accidente de autobús a los dieciocho años, en la cama convaleciente y escayolada dibujando su propio pie, grande o adulta en un primer encuentro con Diego Rivera, en su boda, trabajando frente al lienzo, en Nueva York y postrada en la cama hasta su muerte.

Un cuento con el mejor de los propósitos: acercar a Frida Khalo a todos los públicos. Imprescindible porque las mujeres también han de estar en la historia, con identidad propia. Mujeres invisibilizadas por la perspectiva heteropatrialcal. Atendiendo  al carisma de esta gran pintora, merece no perderse ni un detalle de su vida.

Mi primer contacto con ella, fue a través de Frida. Una biografía de Frida Kahlo de Hayden Herrera (1983), editada por quinta vez en septiembre de 2006 en España, por Booket en edición de bolsillo y a un precio muy asequible teniendo en cuenta su rico y extenso contenido que incluye cartas, fotos y reproducciones de cuadros. Los ojos de la pintora en el autorretrato de portada y su precio fue inicialmente suficiente seducción para iniciar su lectura, todo un descubrimiento de una vida rebelde, llena de paradojas y emociones fuertes. El amor, la amistad, el dolor, una vida sexual activa con múltiples amantes, tanto hombres como mujeres, la imaginación, el duelo y la creatividad al servicio de grades pasiones vinculadas a su enorme personalidad y fuerza vital, como características esenciales de Frida. Una mujer única y temperamental, con un gran apego a la vida, que perdía a cada momento, día tras día en su tenaz lucha a contracorriente por conservarla. En su último cuadro, se despide con un ¡Viva la vida!.

En México se considera una suerte el nacer y morir en la misma casa (La Casa Azul, Cayoacán). Así fue para Frida Kahlo, afortunada por su talento y personalidad, pero no tanto por su delicada salud. Falleció a los 47 años quizá con muchos deseos sin cumplir, como el de ser madre, pero regalándonos un legado artístico que ha inspirado a tantos y tantas otras artistas, pintores, pintoras, dramaturgos y cineastas. Permítanme recordar un momento de magia en la película Frida (2002, de Julie Taymoren) cuando Chavela Vargas, muy mayor y quebrada, le canta La llorona. Sin lugar a dudas, un guiño de la producción, que sin embargo puede confundir al espectador o espectadora, ya que parece que en algún momento, ambas jóvenes y de edad similar, pudieron amarse. Sobre todo quedan en nuestra memoria, hermosas y sonrientes por alguna instantánea en blanco y negro que inmortaliza sus risas, tumbadas sobre la hierba. Pero ya sabemos cómo es el cine comercial norteamericano, camuflando la evidencia de grandes amores y “prohibidas” pasiones.

Disfruten una vez más, aprovechando el periodo estival junto a los más pequeños y pequeñas de la familia, que ahora disponen de todo el tiempo para nadar, jugar, leer, reflexionar y compartir.

Sean felices. ¡Hasta muy pronto!

 

Frida Kahlo – documania – Documental en español from misvideos01 on Vimeo.

1 comentario

  1. Dice ser todo avanza, nada queda

    Hay personas que viviendo pocos años experimentan mejores sensaciones en esta vida que otros viviendo 100.
    Hay seres que tienen el lujo de sacar vibras al universo sensorial humano imposibles de alcanzar por otros por estar limitados emocionalmente. Hay quienes viven la vida sin papi interior que les ordene sus miedos a sentir impuestos por quienes nunca entendieron el milagro de vivir.

    20 julio 2016 | 12:42

Los comentarios están cerrados.