BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Bajo la superficie del #Orgullo

Por Santiago Redondo Bueno, (@SantiRedondo), Secretario de Organización de la FELGTB  (@FELGTB)

Foto: Paco Ruano

El pasado sábado tuvo lugar en Madrid el Orgullo LGTB estatal, esa gran fiesta multicolor a la que algunos llaman cabalgata, otros desfiles, otros marcha o incluso gay parade, pero que desde la organización llamamos MANIFESTACIÓN porque es realmente de lo que se trata. Esta gran manifestación se caracteriza por su tono festivo, porque la diversidad es multicolor, tiene muchas caras y también muchos ritmos. Pero esto es solo la superficie porque, como bien se sabe, no todo es como parece.

Basta rascar un poco para descubrir que el Orgullo no es sólo una gran fiesta reivindicativa, además es la suma de esfuerzos y generosidad de cientos de personas que voluntariamente deciden ceder buena parte de su cuota de diversión de ese día a cambio de una buena dosis de activismo. Un activismo duro pero a la vez muy satisfactorio, el de quien sabe que de ello depende que la mayor expresión colectiva de diversidad y libertad de este país salga adelante. Estas personas se convierten en la cara amable y cercana de la manifestación del Orgullo Estatal, siempre dispuestas a resolver problemas, ayudar a los participantes y facilitar el avance de los manifestantes. Estas personas, con un gran esfuerzo físico, son las verdaderas responsables de que la marea multicolor que se congrega cada año en estas fechas termine sin incidentes y de que todas las personas y entidades que han participado vuelvan a su casa con un buen sabor de boca. A todas ellas sólo podemos darles nuestro más sincero agradecimiento.

Pero hay otras muchas personas implicadas en esta red multicolor. Por supuesto que están las entidades que se manifiestan, algunas llegadas desde lugares remotos, están las batucadas y los grupos que nos animan el paso, también las personas que llevan adelante el escenario final de la manifestación y que lo animan, o las personas que cargan y descargan el material, el agua, las pancartas,…

Hay numerosos elementos en esta trama, y no podemos olvidar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los Servicios Sanitarios de Emergencia, Protección Civil o los Servicios de Limpieza Urgente. Todos ellos apoyando que la manifestación salga adelante de la mejor manera posible para que Madrid pueda ser por un día la capital mundial de la diversidad LGTB.

La manifestación del Orgullo es la sinergia de miles de personas sintonizadas en la misma onda para gritar al mundo que la igualdad no sólo es posible, sino que es necesaria. Si miramos bajo la superficie veremos que no sólo reivindica derechos, sino que consigue que miles de personas los incorporen como propios, que se reconozcan como ciudadanía de primera y adquieran la fuerza suficiente para vivir más libres y más felices. Lo más fascinante del Orgullo es que esas cientos de personas voluntarias, ya sea en pancartas, en grupos de música, o con chalecos guardando el orden, se transformen en Activistas de los Derechos Humanos, porque cuando has participado en algo tan grande y emocionante la vida te cambia.

Esta manifestación esconde una sorpresa porque no se trata sólo un acto festivo ni la expresión de unas reivindicaciones o un espacio de libertad que empodera. También es una escuela de activismo de la que nos sentimos muy orgullosos.

Ser parte de la Manifestación del Orgullo Estatal deja una huella de compañerismo, de colaboración y de compromiso por la justicia social. Por eso a todas y todos quienes habéis conseguido que este año haya sido un éxito sólo podemos DAROS LAS GRACIAS porque sin vuestro apoyo nada habría sido posible.

1 comentario

  1. Dice ser Carlos

    Yo he participado como voluntario por primera vez este año y ha sido una experiencia increíble. Estoy súper orgulloso de haber podido ayudar con mi pequeño granito de arena. Muchas gracias a FELGTB por su fantástica organización!

    06 julio 2016 | 19:38

Los comentarios están cerrados.