BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Justin Trudeau, el anti-Trump que desfilará en el Orgullo de Toronto

Imagen del Primer MInistro de Cánada para promocionar el Pride de Toronto 2016

Imagen del Primer MInistro de Cánada para promocionar el Pride de Toronto 2016

Justin Trudeau no solo devolvió a el poder a los Liberales tras una aplastante victoria, sino que personifica un estilo de hacer política que está en las antípodas de lo que proclama y representa Donald Trump, el candidato republicano que opta a a ser Presidente de Estados Unidos ante la estupefacción de muchísima gente.

El Primer Ministro de Canadá, de 44 años, fue estriper, boxeador y actor. Un pasado no muy convencional que sin embargo a él no le ha supuesto ninguna amenaza a la hora de alcanzar la jefatura de Canadá. Más bien todo lo contrario,  esto le ha hecho, si  cabe, más atractivo y popular.

Su gabinete de ministros y ministros es uno de los más diversos del mundo, tal y como cuenta Sin Etiquetas (un medio LGBT muy recomendable).  El día que lo presentó a los medios de le formularon la siguente pregunta: “¿Por qué para usted es importante tener un gabinete en el que haya equidad de género?” “Porque es 2015”, fue su respuesta con toda naturalidad.

Su apoyo a las marchas del Orgullo en Canadá no es algo nuevo, y se le ha podido ver desfilar en anteriores ocasiones en Vancouver o Toronto como uno más de los que celebran la fiesta de la diversidad, la igualdad y la diferencia. Pero en esta ocasión, su anuncio de que como Primer Ministro estará presente el próximo 3 de julio en el Pride (Orgullo) de Toronto  ha sido todo un bombazo en los medios (sobretodo internacionales) y un  ‘subidón’ para el colectivo LGBTI. Y desde ya, se puede ver su imagen como parte de el despliegue de difusión del Pride Toronto.

A este ‘buen rollo gayfriednly‘ de Justin Trudeau no parece solo postureo. El Gobierno de Canadá que lidera se ha comprometido a pedir perdón a todas aquellas personas que antes de 1969 (fecha en la que se legalizó la homosexualidad en Canadá) fueron condenadas por sodomía o ‘actos de indecencia’ asociados a la orientación o identidad sexual. Y un nombre representará a todo el colectivo LGBT canadiense: Everett Klippert, el último homosexual condenado pero con el cargo de delincuente sexual peligroso. Un perdón a título póstumo a este hombre de Calgary que fue detenido por la policía por ser homosexual y declarado como un peligroso delincuente sexual en una sentencia que se calificó como de excesiva y cruel pues le enfrentaba a permanecer de por vida en la cárcel. La resolución dio pie a mucho debate y agitación pública en contra. Salió de prisión en 1971 una vez despenalizada la homosexualidad. Su caso fue, precisamente, por la publicidad y debate que provocó, uno de los detonantes para legalizar las relaciones consentidas entre personas del mismo sexo en Canadá.

La escenificación de este apoyo por parte de los altos representantes públicos tiene un valor incalculable dentro y fuera de sus fronteras. Lanzan un mensaje a toda una sociedad de aceptación y respeto a un colectivo que sigue sufriendo discriminación y violencia. No es el uso de un cargo público para canalizar los compromisos e ideas personales que cada cual tenga, sino de entender que deben velar por ese mensaje de universalidad y no discriminación que entrañan los derechos humanos. Mensaje que hace atractivo al personaje y honra a todos los miembros de sus sociedades. 

Damos la bienvenida a Justin Trudeau como hombre de Estado al que seguir la pista. Nos gusta su estilo, y los gestos parece que van acompañados de coherencia y medidas:

estas en casa

Los comentarios están cerrados.