BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Sangre no hay más que una, sobretodo si es para donar

Para mañana sábado, el Club Deportivo Halegatos Madrid y la Selección Comunidad de Madrid por la Diversidad convocan la II Donación Solidaria de Sangre. Nos los cuenta su vocal de Diversidad, Israel Ballano Moreno (@ungolpedesuerte )

Foto: Francisco Ruano (2015)

A finales de abril de 2015 conocimos a través de los medios de comunicación la noticia de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) había publicado una sentencia en la que justificaba la exclusión de donar sangre a hombres que habían tenido sexo con otros hombres (HSH). Hasta el momento de conocer esta noticia no éramos conscientes de que en países de nuestro entorno como Francia o Alemania se prohíbe por derecho la donación de sangre por donantes que han mantenido relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.

En el caso concreto de Francia, su derecho penal establece que se puede excluir a una parte de la población de este proceso solidario y altruista en un claro ejercicio de discriminación por identidad sexual. Aclaremos antes que no se refiere específicamente a orientación sexual sino a prácticas de sexo con personas del mismo sexo, incluyendo a heterosexuales, bisexuales y homosexuales del género masculino, es decir HSH.

La razón por la que se justifica esta exclusión está basada en un criterio discriminatorio puesto que el motivo por el que se podría denegar el acceso a donar sangre a un HSH debería ser el basado en las prácticas de riesgo, como se hace en España, y no en el mero hecho de haber tenido una relación sexual con otro hombre.

Esto debió pensar el ciudadano francés que, indignado ante la negativa de un doctor a que pudiera donar sangre, decidió apelar a la justicia y que esta se elevase al TSJE.

Lo que no esperábamos era que la máxima instancia de la justicia europea emitiera una sentencia en la que no solo no se posicionaba a favor de los derechos de este ciudadano sino que delegaba esta responsabilidad en la justicia local, la cuál debería determinar si amparándose en la situación epidemiológica del país prohibía la donación de sangre por HSH.

Es decir, el TSJE se lavaba las manos y en vez de dictar sentencia que reconociera la no discriminación, “devolvía la pelota” a Francia. A la sentencia se aportaban datos en los que se afirmaba que entre 2003 y 2008 la mayor parte de los contagios por VIH se debían a relaciones sexuales y que la mitad correspondían a HSH.

Equiparar prácticas sexuales con contagio de VIH crea una alarma entre la población y da la razón a aquellos que piensan que nuestra sangre es distinta. Los criterios de exclusión deben centrarse en los comportamientos de riesgo y no en la composición de la pareja. Tener una relación heterosexual no te excluye de contagio por VIH si no usas protección.

Los gobiernos y la justicia deben centrarse en la prevención del contagio promoviendo el uso del condón y de otros medios de prevención sin obviar que los datos hablan por si solos y que la alta prevalencia de contagio entre HSH es un tema serio y para el que hay que dotar de recursos a las asociaciones y entidades que luchan por su prevención y tratamiento. En este sentido llama la atención la alarmante pérdida de recursos que han sufrido estas entidades en los últimos años con los recortes en sanidad y educación.

Como respuesta a esta sentencia, desde el Club Deportivo Halegatos Madrid, decidimos posicionarnos y convocamos el 16 de mayo a una donación solidaria en el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid. A esta iniciativa se sumaron compañeros de otros equipos como Madminton o entidades como Arcópoli.

Foto: Francisco Ruano (2015)

Muchos de los que nos acercamos éramos primerizos y queríamos comprobar cuál era el procedimiento de la donación. Después de una entrevista en la que se nos hizo una serie de preguntas pudimos donar. Entre las cuestiones, a los hombres no se nos preguntó si habíamos tenido sexo con otros hombres, sino si habíamos mantenido relaciones de riesgo (independientemente del sexo de la pareja).

Poco después supimos que la ministra francesa de Sanidad, Marisol Touraine, iba a convocar a las partes implicadas para revisar esta prohibición. De hecho François Hollande ya llevaba en su campaña la propuesta para autorizar a los HSH a donar sangre. No hemos podido comprobar aún que se haya producido un cambio legislativo y ante la pasividad de la justicia europea hemos decidido volver a repetir la iniciativa.

Por lo tanto, como club deportivo y como entidad que lucha por los derechos y libertades del colectivo LGTBi  en conjunto con el resto de equipos deportivos que formamos la “Selección Comunidad de Madrid por la Diversidad” (GMadrid Sports, Madminton, Madpoint y Titanes) convocamos a todas las personas interesadas, independiente de su género u orientación sexual, a acudir a la II Donación Solidaria de Sangre en el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid el sábado 26 de septiembre a las 13:00 h.

De esta forma, con un simple gesto altruista contribuiremos a visibilizar al colectivo y a normalizar una situación ya de por sí integrada en la sociedad.

Foto: Francisco Ruano (2015)

1 comentario

  1. Hay que donar y per-donar…

    25 septiembre 2015 | 13:45

Los comentarios están cerrados.