BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

5 razones para decir #No a la homofobia, transfobia y bifobia

IMG_0489.JPG

Desde este blog tenemos una postura muy clara respecto a cualquier agresión basada en el odio. Sea ésta por orientación sexual, identidad de género, raza, origen, religión, situación social o ideología.

En las últimas semanas se nos encienden las alarmas por el repunte de hechos motivados en el odio al que es diferente; en concreto a personas trans* y homosexuales que, disfrutando de la igualdad de derechos de la que gozamos en nuestro país pasean como otro ciudadano cualquiera por nuestras calles.

Denunciar es la mejor manera de dar a conocer las situaciones de hostigamiento y violencia que se producen, pero es necesaria la investigación a fondo de lo que está sucediendo. Nuevamente, la educación es clave, en las escuelas, en las familias y en los espacios comunitarios donde se gestan los aprendizajes. Pero también es necesario pasar a la acción y detener y juzgar a los responsables de estos hechos para que asuman su responsabilidad. No las justifiquemos en simples gamberradas o hechos puntuales, son un claro menosprecio a la dignidad que toda persona tiene, una vulneración de sus derechos. Es no respetar una de esas líneas rojas que una sociedad no debe permitir si cree en la universidad de los derechos humanos.

Desde el blog damos 5 razones para hacer frente a las agresiones lgbtfobicas. Son extractos de entradas ya publicadas en las que condenamos y rechazamos la violencia que se basa en el odio y el desprecio:

1.- Odiar es delito. El delito de odio es aquel en el que se atenta contra una persona o grupo de personas o las propiedades de éstas por su pertenencia a un determinado colectivo social, según su origen racial o étnico, sexo, religión, opinión, edad, discapacidad, orientación sexual o identidad de género. Castigando los delitos de odio se pretende proteger la dignidad de la persona, que está amparada por la Constitución Española.

2.- De su odio, crece nuestro #orgullo. La violencia que sigue existiendo no se frena con un click, ni un me gusta. A las demasiadas personas que siguen deseando que el miedo vuelva a llenar nuestros espacios, nuestras mentes, nuestras vidas y acciones sólo las frenaremos con la unión y fuerza de nuestros argumentos y sonrisas puestos cada año por millones de personas en la calle.

3.- Combatiremos el odio con besos. No nos vamos a esconder sino a organizar. En la escuela, en el trabajo, en la sanidad e incluso en el propio hogar podemos vernos expuestas al linchamiento por parte de la sociedad, amistades, compañeros y compañeras y familiares. Con el avance de la crisis y la pérdida de una educación en valores como el respeto a la diversidad y la pluralidad, hemos dejado de pensar que las diferencias no son malas sino que ponen ese acento de autenticidad en cada persona, única e irremplazable.

4.- Es en los discursos intolerantes en donde nacen las agresiones. No es posible callar ante la intolerancia o dejarse arrastrar por ella, el respeto y el amor tienen mucho más que ofrecernos, infinitamente más.

5.- Denunciaremos el odio. El nuevo Código Penal, establece penas de hasta 4 años de prisión para quienes “fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquel, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad”.

IMG_0745-0.jpg

11 comentarios

  1. Dice ser Pesaos...

    Cansinos, que sois unos cansinos! Y lo digo siendo gay yo mismo…

    25 agosto 2015 | 20:22

  2. Dice ser somos una especie tonta

    El día que el ser humano no se ofenda al ver a un ser humano al natural y pueda estar en playas sin ropa o con la que le dé la gana estar, que no vea su cuerpo como afrenta a su cerebro, cuando las violencias desaparezcan contra sí mismo y contra la naturaleza de la que viene, cuando sea capaz de superar sus complejos y miedos exitenciales, entonces tal vez sea interesante el código ético humano. Esta cadena de historia horrorosa nos tiene atenazados. El modo de pensar no está en consonancia con los procesos tecnológicos. Absurdos y ridículos por todas partes… No se acepta el cambio, se le condiciona, esperando que desaparezca… como cuando descubrieron que l aTierra giraba y tardaron más d emedio siglo en aceptarlo plenamente… si acaso… por temor a que si pensaban así se derramaba el mar por los horizontes o se caian al suelo mareados….
    El día que el sexo deje de ser el `monstruo má shorrorooooooso del Universo, tal vez algna neurona funcone libremente como debe ser y dejar a lso demás disfrutar lo hermoso de la vida como deseen y con quien deseen, sin más.

    25 agosto 2015 | 20:24

  3. Dice ser Parranda

    ¿Cansinos? ¿Por esa regla de tres también te “cansa” toda la gente maltratada (mujeres, hombres o niños)?
    Es que alucino, joer. La intolerancia se combate con educación y visibilidad.

    25 agosto 2015 | 23:52

  4. Dice ser El Andoba

    Este blog es una cagada de quien sea, aparte de que aburre.
    Por supuesto y lo sabemos todos la violencia no va a ningun sitio salvo a la carcel, perfecto
    Lo que no estoy de acuerdo es del victimismo, que todos esos grupos que son ¿Angeles de la guarda?
    o ¿Hermanitas de la caridad …
    Pediis respeto, tenedla vosotros con la sociedad, y la sociedad la tendra con vosotros como la han tenido años atras.
    Dejad las parafernalias que solo llevan al hastio y la confrontacion, haced con vuestro cuerpo lo que os de la gana.
    pero guardando las formas y las normas y asumid vuestros problema y dejar de reivindicar absurdas pretenciones..
    Matrimonio = Hombre+mujer… lo demas inventos vuestros.

    26 agosto 2015 | 00:52

  5. Dice ser Fernando, un español

    Primero decir, que nunca he tenido ningun prejuicio, salvo el de defenderme cuando me atacan.

    En lo que a los gays respecta, son gente extremadamente pacifica y normalmente amable y servicial, dejando a un lado que cada uno haga con su cuerpo lo que quiera, no entiendo como nadie les puede agredir porque si.

    Transexuales, no puedo opinar porque no conozco a ninguno.

    Sobre las lesbianas. Podria decir que soy lesbianofobico, no por odio, sino por autodefensa. No conozco una sola lesbiana, que no sea misandrica, intentan imitar al hombre y a la vez lo odian. Son lesbianas pero se meten en como debe ser la mujer heterosexual o las parejas heterosexuales.

    En resumen….. Al menos de las pocas que he tenido por desgracia que conocer, el 100% eran misandricas y unas maltratadoras de manual (Tachaban de puitas, estupidas, sumisas y otros 100.000 insultos mas a las mujeres heterosexuales por gustarles los hombres).

    En la zona de Ciudad universitaria en Madrid, me presente a una chica que me parecio guapa, ademas de suponer que era inteligente, dado que suelen salir por alli universitarios. No bebo, no me drogo, en ningun momento la dije nada malo, me presente y la pregunte por su nombre. COn un “No me apetece hablar” “No soy heterosexual” “No me interesa” hubiera bastado, bien, pues esta chica aparte de tirarme el redbull que estaba bebiendo, llamarme de todo y liar un pollo anormal, a punto estuvo de darme un bofeton, si no es por un amigo suyo (Que parecia gay), me llevo una torta por decir “Hola, me llamo Fernando. ¿Y tu?” Ya ves tu que delito mas grave cometi….
    Yo ese dia sufri una agresion heterofobica. Pero esto, como no forma parte de la politica de discriminacion positiva, pues da igual.

    Creo que desde el movimiento Gay, bisexual y transexual deberia indicarse que la HETEROFOBIA tambien es odio.

    26 agosto 2015 | 08:49

  6. Dice ser Daniel L.

    discriminación positiva.
    ya está bien de lobbys, de ingeniería social y de palabras nuevas. primero fomentáis la excepción, luego la fobia y luego el lobby.
    qué bonito el anuncio de las paradas de autobús con tres chicas…

    26 agosto 2015 | 10:39

  7. Dice ser Fernando, un español

    Como prueba de mi comentario un poco mas arriba, copio y pego la perlita que ha soltado una amiga, que en caso de que se metan con ella, es homofobia, pero cuando ella se mete con los demas, esta bien.

    “”””Jurarigo hace 1 hora @BEARY Amen, aunque yo personalmente prohibiría la promoción de las relaciones heterosexuales monogamas tradicionales. Hemos avanzado ya mucho y la verdad es que ese modelo de relación es más perjudicial en la sociedad moderna que otra cosa.””””””

    Como bien digo en el otro comentario, quien de verdad quiere acabar con la discriminacion, habla de discriminacion. EN GENERAL. Aquellos que abogan por la discriminacion “pòsitiva” no son mas que unos nazis, con una egolatria enfermiza, unos maltratadores y unos psicopatas.

    Hemos llegado al punto de que la policia es atacada por miles de terroristas por publicar una foto donde se pretende apoyar a los hombres maltratados. A ese punto hemos llegado, vergüenza ajena me da a veces el mundo.

    26 agosto 2015 | 10:44

  8. Dice ser italeri

    ¿Y la agresión a la presidenta de VOX en Cuenca no la condenan? Le pegaron al grito de “Fascista”, así que es un delito de odio.

    26 agosto 2015 | 11:03

  9. Dice ser The Shocker

    Y no a la urofobia.

    26 agosto 2015 | 12:51

  10. Dice ser Doraemon

    Odiar no es delito, asi que no mintais o tergiverseis.

    Yo puedo odiar a quien me dé la gana y por los motivos que me den la real gana.

    Lo que es “delito de odio” es lo que habeis especificado en el punto 5, pero no el odiar en si, como afirmais en el título del punto 1.

    26 agosto 2015 | 17:20

  11. Dice ser filofoso

    No existe una “discriminación positiva” al menos como concepto, se cae por su propio peso puesto que la discriminación siempre será negativa. La misma palabra significa negación – no aceptación.
    Sólo existe la palabra “discriminación” a secas, ponerle florituras es irrelevante e inútil.

    Yo también he visto heterofobias y negros racistas, hacer demagogia a estas alturas, no tiene sentido.
    Si “discriminación positiva” existe como forma´de denominar la defensa de algo que reivindicar, está mal denominada.

    Pero deberíamos dejarnos de gilipolleces y tomar otro camino con una sola idea en común, la más esencial y siempre olvidada: la toma de conciencia real y la visión de nosotros mismos como -especie humana- , unida irreparablemente contra adversidades de índole mas grave que preocuparse por los gustos sexuales de cada uno. que al fín y al cabo parece ser lo que mantiene preocupados a unos cuantos todavía.

    Claro, ese no sería problema si aún existen grupúsculos de descerebrados que salen a las calles a atizar trans o a agredir a sus semejantes. Ahí el trabajo nunca es poco, pero va con la concienciación del ser en todos los ámbitos.
    Desde todo el aparato gigantesco de “los de arriba” parece ser que hay pocas o nulas ganas; recortar economías destinadas a culturizar un país o perpetrar monstruosidades financieras sin atender necesidades básicas, debería estar prohibido y penado con cadena perpetua.

    Empecemos con los niños. Si quieres una sociedad estable , próspera, justa, igualitaria, e te ce, e te ce, tienes un trabajo enorme con las personas que están creciendo. Pero ni dios presta atención a esto…son todo engañuflas para conseguir lo que se considera verdaderamente importante, que es el consumo salvaje de lo que sea, a toda costa. Esta semilla es la que se tragan todos los días de su vida los infantes… preparándose para un futuro que volverán a disfrutar los mismos de siempre..todo seguirá igual.

    Cuando consigamos comprender esto cómo lo que es, hemos dado un paso pequeño, pero importante porque es el primero.

    Por último decir que hay cantidad de recursos como motor y herramientas para poder llevar a cabo un gran cambio bueno para todos. Creo que el amor es innato a las personas, pero también sé que es educable.

    Hay un proverbio que se clava en la diana de la verdad quieras o no.
    El viejo le decía al niño: -El amor y el odio son dos lobos en lucha continua.
    -Y quién gana?
    -El que mejor alimentes.

    Ya lo decía Lennon.

    28 agosto 2015 | 13:24

Los comentarios están cerrados.